Ventajas y desventajas de la ortodoncia lingual

Los tremendos avances que se han logrado en el ámbito de la odontología durante los últimos años han permitido a la sociedad tener muchas más vías para conseguir una sonrisa perfecta, algo vital en un mundo tan preocupado por la estética. A fin de cuentas, se trata de nuestra carta de presentación y todos queremos causar una buena primera impresión.

Para tener esa estética dental impecable, los ortondoncistas han sacado el máximo partido a la tecnología y pueden ofrecer tratamientos de ortondoncia lingual precio. Por suerte, ha pasado la época en la que llevar ortodoncia provocaba sentimiento de vergüenza e incluso estigma social entre los más jóvenes.

Funcionalidad y estética dental

Una vez que la ortodoncia no solo se limita al aspecto funcional de los dientes, las clínicas especializadas han encontrado un filón en la ortodoncia para potenciar la estética dental. Son muchas las personas que quieren mejorar su presencia física, y un lugar para empezar sin meterse en historia de cirugía es acudir al dentista. Se hará un estudio individualizado de la morfología bucal y se ofrecerán posibles alternativas, pero la ortodoncia lingual es una apuesta segura que supera con creces las prestaciones de los tradicionales brackets. Su tamaño es mucho menor y se reducen las rozaduras, al mismo tiempo que se reduce considerablemente el impacto negativo a nivel estético de la ortodoncia.

Eso sí, cabe la posibilidad de que este tipo de brackets causen algún tipo de molestia en la lengua, aunque será el ortodoncista especialista quien se encargue de detallar pormenorizadamente los pros y los contras de este tratamiento.

¿Por qué elegir la ortodoncia lingual?

Por ejemplo, dentro de las ventajas podemos encontrar que tienen un menor riesgo de lesiones en el labio en caso de recibir algún golpe. Son finos y cómodos, por lo que pasan más inadvertidos y no incomodan tanto a la hora de hablar. Los usuarios se sienten mucho más a gusto con ellos y se gana en calidad de vida, así que la mayoría de los pacientes prefieren este tipo de brackets en lugar de los tradicionales.

Además, viendo el potencial de este tipo de tratamientos, la mayoría de clínicas dentales ofrecen facilidades a la hora de realizar el pago, de manera que no se requiere una gran inversión sino que se pueden espaciar los plazos para pagar más cómodamente. Así mismo, ante el aumento de pacientes que solicitan este tipo de tratamientos, los ortodoncistas cada vez están más especializados y se investiga cómo mejorar los brackets, por lo que la tecnología va avanzando a marchas forzadas y facilita la posibilidad de tratar al paciente de manera más efectiva, acortando los plazos y reduciendo los costes, de manera que la estética dental va mejorando a nivel generalizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *